Únete a la conversación:

¿Tuiteará mejor el nuevo Papa?

¿Tuiteará mejor el nuevo Papa?

@pontifexA principios de diciembre del pasado año el Vaticano comunica que Benedicto XVI ha abierto una cuenta en Twitter: @pontifex. Esta decisión, según manifestaron, tenía como objetivo estar presente en el nuevo espacio cultural virtual que se produce en las redes sociales.

Curiosamente la noticia no se comunicó a través de medios digitales sino en una rueda de prensa a la que se convocó exclusivamente a medios tradicionales. Esta primera medida ya anticipaba que desde la Iglesia se concebía a Twitter como un medio de comunicación y no como una red social.

Chocaba también que la creación de la cuenta no fuera acompañada del primer tuit. Hubo que esperar 9 días para leer el primer mensaje del Papa.

Otro de los motivos que declararon era reflejar que la Iglesia, más allá de predicar “una verdad”, desea escuchar a los otros. ¿Cómo querían que escuchara si decidieron que no seguiría a ningún perfil más que a sus propias ocho cuentas en otros idiomas para que nadie se sintiera despreciado o atacado? Gran error, las redes sociales son, básicamente, conversación.

Estaba contraviniendo una de las tres reglas no escritas del buen twittero: seguir a otras personas.

Pero tampoco contempló las otras dos. Ser original e interesante para conseguir que retuiteen tus mensajes y escribir con frecuencia. Básicamente reproducía frases del Ángelus del domingo o de la audiencia de los miércoles. No parece ni original ni interesante lo que demuestra que apenas los retuitearan el 1,5% de sus seguidores.

Respecto a la frecuencia, apenas 38 mensajes en tres meses. Muy poco cuando, en teoría, iba a contestar preguntas que se le hicieran a través de las etiquetas #askpontifex o #B16.

El Vaticano comenzó su tímida aproximación a las redes sociales con la beatificación de Juan Pablo II para la que crearon una página en Facebook. El portal de noticias del Vaticano, News.va, creó en 2011 sus cuentas de Facebook, Twitter y YouTube, aunque siempre con una visión de medio de comunicación unidireccional y no como una red de conversaciones.

Incluso se han atrevido con apps para el móvil. Para la Jornada Mundial de la Juventud desarrollaron mobile.vatican.va a través de la que se podía contar con todos los servicios online del Vaticano y iGPII que permitía seguir desde el iPhone y el iPad todo lo relacionado acerca de la Jornada

Muchos al leer esto pensarán que es lógico que le cueste a la Iglesia entrar de pleno en las redes sociales siendo una institución que no se ha caracterizado nunca por su modernidad. De acuerdo pero ¿qué excusa tienen tantas y tantas empresas con vocación multinacional que temen entrar en la conversación y prefieren permanecer ajenos a ella?

Comparte:Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies (“galletitas”) propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la “publi”. Tenemos una política de cookies estupendísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que la aceptas y te parece superguay y todo eso. Si no te parece bien, huye rápidamente y vuelve por donde has venido. Pincha el enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este rollo de mensaje solo sale una vez.

CERRAR
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort